Para muchos, la palabra recesión en México, nos remonta al año del efecto tequila, 1994. Ese año se manifestó una crisis que desembocó en la depreciación del peso, perdida de miles de empleos, quiebra de compañías e innumerables hogares afectados.

La economía se mueve por ciclos durante periodos de tiempo. Por un lado tenemos el ciclo alcista, donde hay más consumo, trabajo, inversión e incremento de deuda. Por otro lado: la contracción de la economía, donde el consumo disminuye, escasea el trabajo, existen frenos a la inversión y el acceso a deuda se complica. Puede ser una desgracia estar en ese punto, sin embargo, esa afirmación se encuentra afectada por nuestra percepción y emoción de pánico. Las crisis económicas también son una oportunidad si sabemos aprovecharlas.

Los ciclos económicos pueden ser predecibles, analizando modelos, indicadores y factores cualitativos de las economías. No te quiero aburrir con el tecnicismo, pero te quiero compartir que según “The Washington Post”: 3 de cada 4 economistas predicen una recesión en el año 2021. Lo que es prácticamente imposible, es estimar el momento exacto, pero hoy ya conocemos la frecuencia de tiempo en la que va a suceder.

Con esta información, quiero compartirte 3 accionables que pueden detener los efectos negativos de una crisis en tu bienestar económico y el de tu familia. Además, esto lo puedes aprovechar como oportunidad para crecer financieramente (cuando la gran mayoría no lo va a lograr).

1.- Crea un fondo de emergencia.

Esto es un ahorro que apartas para cubrir necesidades durante una crisis, no sabemos si la compañía donde trabajas pueda reducir costos y esto impacte tu trabajo, tus inversiones sufran pérdidas, o tus ingresos se vean afectados derivado del contexto futuro. Por esta razón, tener un fondo de emergencia te brinda seguridad y previene la inestabilidad financiera.

A partir de hoy, comienza a ahorrar al menos el 30% o hasta el 50% de tu ingreso, hasta que tus ahorros sumen entre 3 a 6 meses de tu gasto mensual normal, cuando tengas tu ahorro completo: inviértelo todo en CETES a 28 días.

Puede que pienses que no podrías realizarlo, que es demasiado agresivo, pero analiza los escenarios: ¿Es peor comenzar a ahorrar ahora, o no contar con un colchón financiero en tiempos de crisis?

Desglosa tus gastos mensuales, y encuentra en dónde está el 80/20 de tus gastos: esto quiere decir, que identifiques los gastos más fuertes que erogas normalmente. Una vez identificados, comienzan tus recortes que se traducirán en el ahorro del 30% al 50% de tu ingreso.

Ahora que tienes esta información de tu gasto, disciplínate y ejecútalo con excelencia, hasta que tengas ahorrado de 3 a 6 meses de tu gasto mensual.

2.- Reduce tu gasto mensual

Si no tienes tu presupuesto mensual hoy, por favor comienza por ahí. Una vez que tienes tu gasto presupuestado por mes, tienes que comenzar a detectar gastos que no impactan directamente en el bienestar propio o de tu familia (olvida un poco los lujos por ahora). Una vez detectados, comienza a recortar.

Te doy 3 ejemplos de gastos que no impactan tu bienestar: Televisiones nuevas, compra de muebles para tu casa, adquisición de nuevos teléfonos inteligentes, remodelación de hogar. Identifica estos gastos, y aterrízalos a ti como individuo.

Esto te va a ayudar a generar más rápido tu fondo de emergencia. Pensemos que hoy gastas $30,000.00 pesos mensuales, si detectas gastos que no impactan tu bienestar económico por $10,000.00 pesos, quiere decir que tu gasto para mantener tu bienestar general es de $20,000.00 pesos mensuales y no $30,000.00 pesos.

Con esto, necesitarías un fondo de emergencia para vivir 3 meses por la cantidad de $60,000.00 pesos. Si no los identificas, puedes asumir que necesitas $90,000.00 pesos para vivir 3 meses. Es sumamente importante lo diferencies, y complementes este análisis con tu fondo de emergencia del punto 1.

3.- Genera 1 o 2 fuentes de ingresos nuevas (en los próximos 3 meses)

¿Sabías que el millonario promedio tiene 10 fuentes de ingreso diferentes?

Este accionable es muy simple: No puedes, ni debes depender de 1 solo ingreso, es altamente riesgoso para tu salud financiera; y totalmente contraproducente en tiempos de recesión.

Con objetivo que puedas lograr esto de manera muy rápida, te voy a dar un mecanismo simple para que identifiques como puedes agregar valor que te sea pagado:

a) Pregunta al menos a 30 amigos, familiares o compañeros de trabajo: ¿En qué soy el mejor? ¿En qué es algo en lo que me pedirías ayuda? Presta bastante atención a las respuestas y toma nota.

b) Una vez que tengas la información lista, detecta patrones. Es decir, cuáles son las cualidades que más te reconocen, cuáles son los temas o cosas en lo que más te pedirían ayuda, qué es lo que te diferencia de los demás.

c) Enlista en otra hoja los patrones detectados, y los que más se repitan deben darte una dirección o señal de lo que pudieras comenzar a desarrollar para tu ingreso extra.

d) Escribe 10 ideas de negocio, que pudieras atacar con los patrones detectados. De esas 10 ideas, ese mismo día, empieza a ejecutar 2 al menos. No busques perfeccionar las ideas, ejecútalas primero, sin perfección. Te sugiero que consideres ejecutar negocios que también sean de tu agrado. Es decir: No termines dando consultorías fiscales, cuando realmente odias estos temas. Es mejor poner una guardería de perros, si es un tema que te gusta.

Recuerda que cualquier idea de negocio es valiosa, y vas a tener que iterar con mucha frecuencia hasta que alguna de ellas comience a caminar. No olvides que este punto te va a ayudar a diversificar tu riesgo asociado a tus ingresos… sin mencionar que te va a acercar a un punto de libertad financiera más sólido. Además, recuerda que a mayor ingreso, mayor tu capacidad de ahorrar para tu fondo de emergencia.

Los 3 accionables funcionan de manera independiente, sin embargo, te sugiero que para incrementar tu probabilidad de éxito en recesión, acciones los 3 al mismo tiempo y con la misma fuerza: Crea tu fondo de emergencia (3 a 6 meses de tu sueldo), recorta gastos que no impacten en tu bienestar directo y genera 1 o 2 fuentes de ingreso nuevas. Ya tienes las metodologías, tienes los pasos a seguir, lo que falta es que tomes acción en este momento. Imprime los pasos, y comienza a ejecutar ya.

Si quieres que te comparta el formato de Excel para que puedas identificar tu 80/20 de gasto, envíame un mail directo a [email protected] y te comparto la herramienta. Cualquier duda que tengas respecto a este blog, por favor escríbela y estaré respondiendo lo más pronto posible.