Seguro que has pasado por todo el proceso de reclutar personal para tu empresa, ¿verdad? Que si te debes fijar en la edad de los candidatos, su experiencia, la empatía que muestra hacia el trabajo en equipo, el nivel de compromiso, su formación, las razones por las que ha dejado sus trabajos anteriores, y la lista podría seguir.

 

Pero, te has preguntado tú ¿qué es lo que busca la gente que llega a pedir trabajo a tu compañía? Mucho se ha hablado de cómo las nuevas generaciones han cambiado la forma de trabajar e, incluso, los espacios de trabajo. Ansiosos por encontrar un lugar que les garantice un crecimiento profesional y un buen sueldo, buscan a toda costa aquella empresa que les ofrezca algo más que “mejores prestaciones a las de ley”.

 

Es cierto que debemos elegir a los candidatos por su aptitudes y actitudes (esto es una combinación a lo que los expertos han llamado Empleabilidad. Yo te diría que ellos se quedarán contigo por las mismas razones: es una empresa con la capacidad financiera para garantizar el sueldo de sus colaboradores y tiene las arcas sanas y, además, muestra agradecimiento y empatía hacia toda su gente; sabe que son un equipo. 

 

Así pues, pregúntate qué le estás dando a tus empleados para que no busquen una nueva oportunidad laboral. ¿Has creado espacios de trabajo donde todos puedan verse y estar en contacto, con igualdad de condiciones? ¿Has construido espacios donde la gente pueda descansar o tener un momento de relajación? ¿Has diseñado planes con beneficios financieros que van más allá de pagar la nómina en tiempo y forma?

 

Estudios han revelado que la gente busca no sólo un lugar donde puedan crecer, aprender y desarrollarse; anhelan una compañía que sea flexible, que escuche sus necesidades, sus preocupaciones. Por ejemplo, uno de los aspectos que más los agobia y los orilla a buscar otro empleo es el aspecto financiero: ¿das algún tipo de bono a tus empleados? ¿en caso de una urgencia financiera, ellos pueden disponer de un adelanto de su quincena?

 

Algunos dueños de empresas están más concentrados en generar un capital monetario para su compañía, que al final es la meta de toda organización, pero no comprenden que para poder llegar a ello dependen de otro capital aún más valioso: el humano. Como líderes de una compañía, los empleadores deben a toda costa buscar el bienestar físico, emocional y financiero de su equipo de trabajo para que en éste haya productividad y lealtad.

 

Ponerse la camiseta, seguir al líder, dar el 100%, son acciones que todo líder busca que sus colaboradores realicen. Para lograrlo, debes ponerte en su lugar, escucharlos, ayudarlos en todo lo que se pueda: conocer a su familia, entender la situación de cada uno, sus metas, sus objetivos al corto y mediano plazo, y entender cómo puedes coadyuvar para que los alcancen. ¿Cómo lograrlo? Escucha a todos, desde que los contratas, en el momento en que decides que quieres que forme parte de tu equipo

 

Si ya descubriste que tienes a la gente correcta junto a ti, haz lo necesario para mantenerlos contigo. Si hay personas que no deberían ser parte de tu compañía, déjalos libres. Procura siempre que en tu organización haya verdaderos equipos de trabajo, comprometidos y felices, porque eso reducirá en gran medida la rotación de personal.

 

¿Sabías que un alto porcentaje de empleados en el mundo, busca empresas que les ofrezcan adelantos de nómina o bien que se muevan las fechas de pago de sus quincenas? Esto lo refirió un estudio reciente que habla de lo que las personas buscan a la hora de cambiar de empleo. ¿Tú estás dispuesto a ofrecerles un beneficio financiero de este tipo para que se queden contigo? Entonces, búscanos, porque en LenMi podemos ayudarte.

 

https://www.facebook.com/LenmiOficial/

https://www.instagram.com/lenmimx

https://lenmi.mx/blog/